Microscopía quirúrgica

El microscopio quirúrgico es un instrumento esencial en la medicina moderna en diversas especialidades. El vidrio se conoce desde 2500 años AC y los conocimiento y avances fueron traspasados por diversas generaciones. Fueron los biólogos lo usaron desde los siglos XVIII y XIX en visualizar microorganismos y es de destacar que en el año  1600 los holandeses Hans y Zacarias Jansen construyen el primer microscopio que Galileo Galilei lo hizo más popular. La Universidad de Jena a fines del 1800  en un trabajo sobre microscopia con la participación de Carl Zeiss fue un avance notable para las aplicaciones científicas y en 1953 en conjunto con otros científicos desarrolla el primer microscopio oftalmológico. La palabra microscopio que viene del griego “mickros” : pequeño. No es nuestro objetivo hacer un trabajo científico, existiendo mucha información en internet,  pero es necesario conocer  que esta tecnología es un desarrollo científico de miles de años.

Básicamente un microscopio quirúrgico se compone de un sistema óptico (binocular, lentes), de una mecánica (pedestal, brazos), de una iluminación (hoy halógena o LED) y de accesorios complementarios (video, cámaras). Su uso está en casi todos los campos de la medicina como la oftalmología, neurocirugía, otorrinolaringología, ginecología, odontología, microcirugía, traumatología. Obviamente cada especialidad lo usa con configuraciones distintas y es nuestro objetivo destacar en forma simple y de fácil comprensión las principales características en cada especialidad.

Las principales partes de un microscopio quirúrgico son:

  • Los oculares que son los tubos por donde mira el observador y que generalmente son de 10x, 12,5x o 16x
  • El binocular ajustable que es donde van los oculares y tiene grados de ajustes para los diversos tipos de ojos del operador
  • Los objetivos o distancia focal que es un lente con el que se enfoca que generalmente son de 175 mm, 200 mm, 250 mm, 300 mm, 400 mm. La combinación de los oculares y distancia focal nos da el número de aumentos de un microscopio quirúrgicos y su campo de trabajo (a menor distancia, mayor aumento)
  • El tambor de aumentos que generalmente son de tres o cinco aumentos o alternativamente un sistema de zoom automático entre ciertos rangos de aumento.
  • El sistema de iluminación que generalmente se transmite por sistema de fibra óptica en forma coaxial (significa que la iluminación y observación son paralelos) con iluminación halógena, LED
  • El pedestal rodable y brazo que es donde se instala la óptica y que es un pedestal con ruedas y frenos y un brazo extendible.
  • Los accesorios de la tecnología actual como los sistemas de video y monitores. Los fabricantes de microscopios entregan los adaptadores para estos sistemas.

Destacamos las características de los microscopios quirúrgicos en cada especialidad porque obviamente no existe un microscopio quirúrgico único.

Fueron los oftalmólogos los pioneros en usarlo en su arsenal quirúrgico en cirugía de catarata y retina. Las principales características de un microscopio oftalmológico, destacamos:

  • Binocular inclinado con oculares 10x o 12x o 16x que es lo más habitual. Usa binocular inclinado por la posición de las pinzas y opera la catarata con un ayudante sentado en 90°
  • Objetivo que es la distancia entre el lente y el punto de foco de la cirugía que generalmente es de 175 mm, 200 mm o 250 mm
  • El número de aumentos que puede ser de tres o cinco aumentos que generalmente pare de 3x o 4x hasta 40x que puede ser manual o con zoom motorizado en un radio similar
  • Sistema x-y que consiste en mover la óptica del microscopio en los dos sentidos mediante pedalera porque el oftalmólogo usa ambas manos para operar. Obviamente el oftalmólogo también puede operar con un equipo sin sistema x-y pero no es lo recomendable en una cirugía oftalmológica.
  • Un buen sistema de iluminación es fundamental en la cirugía oftalmológica por lo que se usa iluminación halógena y hoy iluminación LED que se debe sumar a una buena óptica con profundidad de campo, es decir, que no sea óptica plana. La óptica y el sistema de iluminación son básicos en oftalmología.
  • El pedestal con brazo debe ser de buena mecánica que permita fijar la óptica y esta no se mueva. Los equipos alemanes o japoneses vienen con brazos muy precisos (no se mueven cuando si fijan en una posición)
  • Entre los accesorios básicos está el divisor de imagen y binocular ayudante en 90° que permita ver simultáneamente al cirujano y ayudante. Distintas distancias focales entre 175 mm, 200 mm, 250 mm es lo habitual. Hoy se incorporan los sistemas de video acoplados a los microscopios por lo que se deben considerar los adaptadores para incorporarle las cámaras de video. Un buen sistema de video incluye una cámara HD y un monitor de alta resolución.

El neurocirujano es otro usuario de los microscopios quirúrgicos en cirugía de cerebro y columna. Las principales características de un microscopio neuroquirúrgico son:

  • Binocular recto e inclinado porque usa ambos con los objetivos tradicionales de 10x, 12,5x o 16x.
  • El neurocirujano usa objetivo de 300 mm para cerebro por la distancia focal además de los tradicionales de 175 mm, 200 mm o 250 mm
  • El número de aumentos puede ser de tres o cinco aumentos o con zoom motorizado que dependiendo de la distancia focal va entre 3x o 4x hasta 40x
  • La óptica y el sistema de iluminación son esenciales en cirugía de cerebro que es de alta precisión  donde debe tener óptica con profundidad de campo como los oftalmólogos y buen sistema de iluminación. Los equipos demasiado básicos no sirven en neurocirugía.
  • El pedestal con brazo de alta precisión son fundamentales en este tipo de cirugía donde se fije bien cuando se mueva a una determinada posición.
  • El  neurocirujano al operar columna necesita una óptica en 180°, es decir  el operador frente a su ayudante.
  • Igual que el oftalmólogo entre los accesorios básicos esta el divisor de imagen con binocular para ayudante en la cirugía de cerebro, diversas distancias focales de 175 mm, 200 mm, 250m y 300 mm y los adaptadores para incorporarle sistema de video que incluye cámara y monitor de alta resolución.

El otorrinolaringólogo es otro profesional que usa el microscopio para cirugía de oído y laringe, a veces acoplado a sistemas láser de CO2. Entre las principales características de un microscopio para ORL destacamos:

  • Binocular recto con los objetivos tradicionales de 10x, 12,5x o 16x
  • Distancias focales de 175 mm, 200 mm o 250 mm para oído y 400 mm para laringe (usa pinzas largas)
  • Los equipos de tres aumentos son adecuaos para esta especialidad sirviendo los de cinco aumentos o con zoom motorizado. Como el médico “mueve” mucho el microscopio en los exámenes de oído es recomendable equipos simples de fácil manejo. Sin embargo en la cirugía de oído y laringe se necesitan equipos de mayor precisión por lo que es necesario conocer si se va a usar para examen o para cirugía o ambas.
  • El pedestal con un brazo con buen sistema de fijación es importante para la especialidad en los exámenes de oído, donde se aconseja equipos simples.
  • Entre los accesorios es recomendable el divisor de imagen para incorporarle monocular o binocular para ayudante, los tradicionales objetivos estándar con que vienen los equipos de 175 mm, 200mm o 250 mm y el objetivo de 400 mm para la cirugía de laringe donde el médico ORL usa pinzas largas. Los accesorios para sistema de video son opcionales en esta especialidad, excepto cuando se usa en docencia.

En ginecología se usa el microscopio quirúrgico en la modalidad de colposcopio para ver lesiones de cuello uterino.

  • Binocular recto con los oculares tradicionales de 10x, 12,5x o 16x
  • Distancia focal de 300 mm para cuello
  • Equipos de tres, cinco o con zoom motorizado
  • Pedestal de menor tamaño donde el ginecólogo efectúa el examen sentado.

 

Comentario final

En primer lugar es importante distinguir la unidad donde se va a instalar el microscopio quirúrgico que determina el tipo de equipo a incorporar. Una sala de procedimientos? Un pabellón de baja complejidad? Un pabellón de alta complejidad? En una sala de procedimientos es fácil compartir un equipo básico con binocular recto e inclinado, varias distancias focales, equipo de tres o cinco aumentos para uso en otorrinolaringología, ginecología e incluso oftalmología. Un pabellón de baja complejidad para cirugía de oído, cataratas se puede compartir un equipo con binocular recto para otorrinolaringología, inclinado para oftalmología, distancias focales de 175 mm, 200 mm, 250 mm para oído y exámenes y cirugía de catarata, objetivo de 400 mm para cirugía de laringe, equipo con tambor de tres o cinco aumentos o con zoom motorizado de la óptica se puede compartir por el oftalmólogo, ginecólogo, otorrinolaringólogo. El pabellones de alta complejidad es recomendable entregar microscopios dedicados para cada especialidad.

 

Santiago, setiembre 2018

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *